10400847 767228169981977 7495434588646020520 n - Un submarino gourmet en Santiago

Un submarino gourmet en Santiago

Resto bar ubicado en el corazón del Barrio Brasil que simula estar sumergido en el fondo del mar.

Salir a comer debe ser una experiencia única. No basta solo con el deleite de un buen plato. La tendencia demuestra que el público cada vez pide más y, no hay que ser experto para darse cuenta de que la cantidad de sibaritas comiendo afuera de sus casas va en ascenso.

Dentro de locales con personalidad en Santiago, que podrían transformar una simple salida en una experiencia, se destaca el Restobar 20.000 Leguas, ubicado en el corazón del Barrio Brasil. (Maturana con Agustinas)

El 20.000 Leguas -nombre inspirado en una de las obras más famosas de Julio Verne “Veinte Mil Leguas de Viaje Submarino (1869)- está ambientado en un submarino. Luces tenues y una decoración ad hoc a la propuesta dan la sensación de estar comiendo bajo el mar. La comida es chilena y se destacan los platos a base de mariscos. Como por ejemplo la tabla Julio Verne, que se compone de ostiones a la parmesana. O quizás unas empanadas de camarón en un mix de quesos, pero de masa horneada, porque este lugar se preocupa de que las preparaciones sean sanas y de calidad. Las alternativas son varias, pero nunca dejará de ser una opción el rico pastel de jaiba o el chupe de camarones.

Nuestro país es rico en su gastronomía y su desarrollo está bien logrado, pero el concepto de la experiencia va más allá del sabor y se encuentra dentro de las exigencias del consumidor.

Actualmente, en Chile la oferta y la demanda gastronómica se ha elevado a cifras importantes. Los chilenos gastan cada vez más en salir a comer. Es por esta razón que su exigencia también ha ido en aumento.

“Claramente los chilenos hemos sufrido una gran evolución en cuanto al arte culinario. Se han refinado los gustos, el público se ha vuelto más exigente y más técnico. El país se ha abierto y la economía ha sido beneficiosa para muchos, lo que se traduce en clientes cosmopolitas que saben lo que quieren y están en busca de nuevas experiencias y sensaciones”, afirma Guillermo Camus, Jefe de Carrera de Administración de Artes Culinarias del Instituto Profesional Culinary, Sede Viña del Mar.

La primera experiencia al visitar un nuevo restaurant, marca un antes y un después a la hora de volver a elegir. Los chilenos van en escalada con respecto a sus gustos culinarios. Están esperando sorprenderse y deleitarse a través de la oferta gastronómica.

Esto refleja un avance importante en nuestra cultura gourmet. No dejar de asombrar debería ser la meta de los empresarios del rubro. Una apuesta que aún tiene importantes desafíos. Las personas “exigen que tanto la comida, el servicio y el lugar estén de acuerdo a las expectativas que quieren llenar”, comenta Camus.

Síguelos!!! en: Facebook y en Twitter @Rest20000Leguas

Instagram

Instagram

Twitter