Tras cerca de cuatro años con la misma carta, NH Antofagasta decidió renovar por completo su propuesta gastronómica con una cocina de autor centrada en el rescate de preparaciones tradicionales del norte de Chile.

Bajo un concepto denominado ‘minimalista’, el menú del hotel suma una mayor variedad de productos como pescados y mariscos, carnes nacionales y ensaladas, con un toque local. 

Esta renovación también se refleja en la incorporación de nuevas técnicas culinarias, con cocciones a baja temperatura, deshidratación y ahumados de productos. Además de montajes más modernos, mejoramiento de lozas y de la calidad del servicio.

“Las preparaciones que buscamos entregar a nuestros clientes están centradas en una cocina de autor, que rescate los orígenes del norte. Por ello, recorrí las caletas de esta ciudad, las de Arica e Iquique, conversé con las personas y me impregné con esa cocina de pueblo”, afirma Marco Pacheco, Chef de NH Antofagasta.

El menú presenta variedades de ensaladas con camarones, calamares, acevichados de mariscos, y productos vegetarianos para sumarse a la tendencia saludable. Ejemplo de ello se observa en sus entradas, con platos como crocantes camarones fritos, quinoa roja, salsa de mango y jengibre y micro ensalada hidropónica. 

Otra opción es el “Perol de la portada”, una exquisita preparación de mercado con el estilo NH con rondeles de pulpo, ostiones, calamares, camarones, choritos, todo en una mixtura de cebollas moradas, que incluye choclos andinos, arvejas, leche de tigre y sabores de la caleta.

Como plato de fondo, destacan sus sopas, como la “Kalapurka”, un ancestral caldo aymara, preparado con tres carnes de res, de pollo y cerdo, mote de maíz altiplánico y huacatay, o el “Caldillo de congrio”, un sustancioso caldo con sabores chilenos y receta de la caleta, vino blanco, cebollas estoadas, papas, zanahorias, con un toque de crema de leche y cilantro.

El menú destaca también el “Congrio Juan López”, un medallón empanizado en panko y frito, acompañado de papas huancaína y renovada ensalada chilena, emulsión cítrica de cilantro y Huacatay. Una reinvención del congrio a lo pobre, pero con nuevas texturas.

A este plato se suma el “Pulpo asado a la piedra”. Esta preparación se realiza a partir de un pulpo crocante aliñado con pebre cítrico caliente con suave picor nortino, acompañado con una cremosa pastelera de choclo y fresca ensalada hidropónica.

En cuanto a los platos con carnes, el lomo ahumado es la opción, un corte en té de mango y hierba luisa, acompañado de quinotto con verduras del norte, aceitunas de Azapa y maní, al que se suma polvo de perejil y queso de cabra, y una exótica salsa de mangos del Oasis de Pica.

Otra novedad es la incorporación de pastas de elaboración propia, muchas de ellas elaboradas con productos importados desde Italia. Una muestra es la “Tagliatelle Granchio”, elaborada con tinta de calamar y suave salsa cremosa de jaibas y salmón ahumado, ciboulette, terminado con crocante camarón frito.

La propuesta finaliza con una opción dulce. Aquí el chef recomienda el “Cheese Cake de Maracuyá” una sabrosa tarta de queso americano, con base de brownie y nueces que destaca por su exótica salsa de maracuyá y pisco.

De esta manera, NH HOTEL GROUP sigue apostando en resaltar la exquisita gastronomía de cada país, con innovadoras propuesta en los menús de sus hoteles alrededor del mundo, permitiendo disfrutar de una experiencia inolvidable.