#Miel de #Palma #Cocalán: “Juntos Protegemos la Palma Chilena”

La Hacienda Las Palmas de Cocalán, propiedad de la familia Mansilla, cumple una función fundamental en la preservación de la Palma Chilena. Además de producir la miel de palma, la familia liderada por Patricia Mansilla y su hija Marcela Angulo, se ha dedicado durante décadas a multiplicar los ejemplares de palma chilena. Hoy, cuentan con un sector productivo de más de 3.000 hectáreas, logrando al menos triplicar la población de esta especie autóctona que crece en la zona central de nuestro país. 
La palma chilena fue declarada por CONAF como una especie vulnerable; sin embargo, gracias al trabajo que se está realizando en este lugar de la Región de O’Higgins, se logró descartar el peligro de extinción.
Un sector de la hacienda fue nombrado Parque Nacional. Es de los pocos sectores privados en Chile con esta categorización, con la debida restricción de visitas para la protección de la especie.
• MIEL DE PALMA COCALÁN: “Juntos protegemos la Palma Chilena”
La producción de la reconocida miel de palma de la hacienda se realiza bajo estrictos parámetros que aseguran la sustentabilidad y multiplicación sostenida de la palma, siendo uno de los más importantes de la última década, el no derribamiento de ninguna de las palmas de la Hacienda las Palmas de Cocalán desde el año 2007.
“Juntos protegemos la Palma Chilena” es parte de la campaña que está realizando la familia Mansilla, la que motiva a disfrutar de este exquisito producto, típico de nuestro país, y a la vez proteger esta especie. Cada vez que se vende un producto Cocalán, se está ayudando a la preservación y multiplicación de la palma chilena.
Actualmente Cocalán cuenta con diversos formatos y sabores de la miel de palma: el tarro tradicional de 240 grs y el mini de 150 grs; las botellas de 700 y 330 grs; la botella gourmet con coquitos de 250 grs; la miel de palma Mansilla endulzada a base de fructosa y glucosa; la salsa de almendras en botella; la nueva miel de palma con estevia; y la miel de palma MeliMel, con más jugo de cocos y menos savia.
Los productos Cocalán pueden encontrarse en todos los supermercados del país, en locales gourmet, en la Vega y mercados de barrio; y según Marcela Angulo Mansilla (Marketing y Desarrollo), “el nuevo producto estrella de la línea Cocalán será la miel de palma con estevia, pues desde su lanzamiento, hace muy poco, ha tenido una altísima demanda”.
• PREPARACIONES CON LA MIEL DE PALMA 
La miel de palma se utiliza cada vez más en la nueva cocina fusión. Lo que se busca es alcanzar la combinación perfecta entre cocina tradicional y diferentes sabores, texturas o sensaciones. El sabor de este producto es ideal para la mixtura que buscan los cocineros actualmente, ya que la suavidad de la miel de palma, mezclada con otros ingredientes, no opaca los diferentes sabores de la preparación.
La miel de palma es muy versátil. Si bien es altamente reconocida por su consumo masivo con plátano, tiene múltiples usos. Se puede disfrutar con todo tipo de frutas; con leche, helado o yogurt; en repostería, con tortas o queques, o para humedecer bizcochos; con platos agridulces, como ensaladas, carnes, pollo o pavo; en banquetería y coctelería, etc.
• MIEL DE PALMA COCALÁN: APTA PARA PERSONAS CON ALERGIA ALIMENTARIA
Las mieles de palma Cocalán son libres de alérgenos comunes; no contienen soya, lácteos, aditivos artificiales ni trazas de algunos de estos elementos. Además, es libre de gluten. 
 
La miel de palma si bien contiene azúcar, a su vez, es altamente digestiva y nutritiva dados sus otros ingredientes: savia de palma y jugo de cocos. Hoy en día podemos contar con la alternativa de la nueva miel de palma Cocalán Stevia, la cual contiene un 80% menos de azúcar que las otras mieles de palma, y además es alta en fibras saludables para el organismo”, explica Marcela Angulo.
Por otra parte, su suave dulzor hace mucho más amigable cualquier lácteo, fórmula o sucedáneo con que se le mezcle. Para los niños mayores que ya integran alimentos sólidos, es una buena combinación para comer con todo tipo de frutas, como el tradicional plátano, la manzana y otras frutas más ácidas, como la naranja, frutillas, kiwi o piña, que muchas veces cuesta integrar a la dieta de los más pequeños por su acidez. 
Asimismo, es posible agregarla al pan, a queques y para humedecer bizcochos de tortas; también puede ser utilizada como sustituto de las mermeladas caseras que se recomiendan en las dietas para alérgicos. De esta manera, se puede variar la reducida dieta de estas personas, en especial los niños, o aquellas madres que deciden seguir una pauta de alimentación especial para amamantar.