La Barra Chalaca, Tanta y Madam Tusan celebran el mes del Perú con preparaciones especiales y con toda la sazón que distingue a nuestro país vecino.

Mesas completas, platos desbordantes y lo mejor en precio-calidad son las cualidades que representan estos tres restaurantes que llegaron de Perú para quedarse en Chile y entregarnos un pedacito de lo mejor de su extraordinaria gastronomía.

La Barra Chalaca se caracteriza por servir porciones generosas, potentes y con actitud “chalaca”- como se les conoce a los habitantes del puerto del Callao, en Lima. Es una excelente alternativa para comer pescados y mariscos según lo que regale el mar cada día. Platos contundentes a precios accesibles es su premisa principal.

Entre los platos destacan los Choritos a la Chalaca, donde los maltones nacionales se coronan de una crujiente cebollita, tomate y choclo peruano. El Copón de Leche de Tigre, por su parte, es un activador a toda prueba, especial para recuperarse de una noche de fiesta. El Tiradito Chucuito seduce con su envolvente salsa al ostión y el Cebiche Combinado mezcla texturas, con trozos frescos de pesca del día y chicharrones de calamar.

El primer chifa del país, Madam Tusan, hace alusión a la fusión entre la cocina china y peruana creando preparaciones únicas y con lo mejor de ambas gastronomías, dejando a más de un comensal con ganas de volver.

El principio de la cocina chifa es compartir, es por eso que Madam Tusan sugiere comenzar con piqueos como los bocaditos Yemai, que están elaborados en base a pollo, champiñón, cebollín y huevos de codorniz y se sirven envueltos en una delicada masa al vapor que entregan una textura suave y cremosa. Ahora bien, para quienes prefieren abrir el apetito con algo más crujiente, están los Sancochao, una masa frita que sorprende con un interior de plateada, choclo chileno,  arvejas y salsa Tari.

En el restaurante Tanta, se puede disfrutar en primer plano de la cocina y sus ingredientes peruanos. La marca, transmite las maravillosas tradiciones culinarias de la costa, sierra y selva del Perú.

Compartir un gran piqueo Tanta, con tequeños rellenos de lomo saltado, anticuchos de corazón y wantanes de pulpo con su salsita al olivo, acompañado de un refrescante chilcano de maracuyá  es una experiencia para los sentidos. Y es que Tanta, que en quechua significa pan, busca congregar a la familia o a los amigos en cualquier momento del día, en torno a la buena mesa.