comerydivertirse.com

Cerca de 200 asistentes llegaron a participar de una nueva cosecha de lúpulo, realizada en el patio adaptado para este fin de Cervecería Kunstmann en Valdivia.  En la actividad se logró reunir más de 150 kilos del ingrediente esencial en la elaboración de cerveza, el que será utilizado para el cocimiento de una nueva especialidad experimental.

La cosecha fue encabezada por el fundador de la cervecería, Armin Kunstmann, quien junto a su familia dio el inicio de esta tradicional instancia, que congregó a cerveceros locales, colaboradores, amantes de la cerveza e instituciones valdivianas como bomberos y la municipalidad, quienes en equipo compitieron para recolectar la mayor cantidad de flor del lúpulo.

En la oportunidad Armin Kunstmann sostuvo que este evento se ha posicionado como una verdadera experiencia cervecera para Valdivia, lo que permite aprender más sobre este oro verde, que aporta amargor y aroma a la cerveza. “La cosecha permitirá dar vida a una especialidad experimental denominada “Fresh Hop”, cerveza que será elaborada con la técnica del “Wet Hooping”, que consiste en agregar lúpulo fresco al cocimiento para obtener nuevos sabores y aromas. Esta estará disponible en todos nuestros locales a lo largo del país”, indicó el fundador.

El patio del lúpulo se inauguró en 2015 con el objetivo de dar a conocer las características de esta especial flor. Tiene una extensión de mil 200 metros cuadrados, se cultivan cerca de 500 plantas de tres ecotipos diferentes de lúpulo introducidos en Valdivia por los colonos alemanes hace más de cien años: Ranco, La Unión y Anwandter, esta última variedad es considerablemente diferente, ya que es de tallo más verde y muy aromático, fue donada por Federico Dünner, quién lo encontró en el predio de la antigua casona del inmigrante alemán Carlos Anwandter.