Dietas détox

Resultan muy atractivas y populares entre quienes quieren perder los kilos subidos estos días de celebración, sin embargo ¿son una buena alternativa para conseguir los resultados deseados? Descúbrelo a continuación.

Terminan las Fiestas Patrias y con ello la vuelta a la realidad y al trabajo, además con kilitos extras. En este contexto, resurgen distintos tipos de dietas, entre estas las famosas desintoxicantes que, con ciertos alimentos “milagrosos”, prometen beneficios rápidos, como pérdida de peso y limpieza del organismo de toxinas después del consumo excesivo de comida poco saludable. Pero no todo lo que brilla es oro.

La nutricionista de la empresa de servicios de alimentación Aliservice, Daniella Capdevila, revela los mitos y realidades de las dietas exprés que

“más que producir una baja de peso, conducen a una alimentación carente de ciertos nutrientes esenciales que terminan provocando cansancio o fatiga, así como otros efectos indeseados”.

Estudios indican que el efecto détox no ocurre. El organismo cumple la función de eliminar las toxinas a través del hígado y del riñón, por lo que ningún alimento tiene la cualidad de acelerar este proceso.

Pérdida de peso

Las dietas para bajar de peso destacan por ser extremadamente bajas en calorías, lo que explica la pérdida de kilos inicial. Sin embargo, mantener este estilo de alimentación es insostenible en el tiempo, debido a que la carencia de nutrientes generará cansancio y dificultad para concentrarse. Además, cuando la persona vuelva a su alimentación habitual, eventualmente se producirá un “efecto rebote” y subirá de peso.

Alternativa líquida

Los “jugos détox” suelen componerse de frutas y verduras licuadas, lo cual ayuda a aumentar el consumo de estos alimentos, pero no deben reemplazar una alimentación equilibrada, puesto que habrán nutrientes, vitaminas y minerales que no estaremos entregando a nuestro cuerpo.

El consumo de frutas y verduras idealmente debe ser en su forma natural para aprovechar al máximo su contenido de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes.