VINO 1 770151 - 9 cosas que se creían perjudiciales pero realmente son buenas para la salud.

9 cosas que se creían perjudiciales pero realmente son buenas para la salud.

Recientemente se descubrió que ciertos hábitos considerados “malos” realmente son “buenos” después de todo. Estas son algunas cosas que en el pasado eran consideradas perjudiciales y resultaron ser beneficiosas:

Compuestos en el vino tinto

Algunas investigaciones dicen que el vino tinto en moderación puede ayudar a la salud cardiaca. Pero un reciente estudio demostró que el resveratrol en el vino tinto puede también ayudar a prevenir el crecimiento de células cancerosas.

El estudio publicado por el journal de la Federación Americana de Sociedades Experimentales de Biología demostró que al aplicar resveratrol en líneas de células cancerosas puede prevenir su crecimiento. Por supuesto, la misma organización advirtió que las mujeres no deben asumir que consumir mucho vino tinto detendrá el cáncer de mama.

Ver comedias

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland demostró que las comedias tienen un efecto positivo en la salud. El mirar una comedia expande los vasos sanguíneos, mientras que mirar una drama provoca la restricción de los mismos, lo que reduce el flujo de la sangre.

El Café

Muchos estudios se han realizado sobre el café, algunos apuntan que afecta la salud cardiaca y puede aumentar la ansiedad, pero este año un estudio publicado en el journal Archives of Internal Medicine demostró que la cafeína protege a las mujeres de la depresión.

El estudio, realizado por investigadores de Harvard, indicó que la cafeína puede “modular liberación de los transmisores del ánimo”.

  • ¿Miedo a la depresión? ¡Tómate un café!
  • Dos tazas de café al día podrían prevenir un derrame cerebral
  • El café podría reducir el riesgo de cáncer en la piel

 

El Chocolate

Ya habíamos escuchado que un trocito de chocolate oscuro puede ser beneficioso para nosotros, pero una nueva investigación demuestra cómo exactamente. Un estudio de British Medical Journal demostró que comer chocolate regularmente puede bajar el riesgo de apoplejía hasta un tercio.

El cacao tiene flavonoides, que contienen propiedades antioxidantes y pueden suprimir la oxidación de la lipoproteína (el colesterol ‘malo’), lo que puede provocar enfermedad cardiovascular.

La Cerveza

Compuestos en la cerveza podrían bajar el riesgo de enfermedad cardiovascular hasta por un 31 %. El estudio de European Journal of Epidemiology advierte que estos efectos son para las personas que la consumen moderadamente, como el vino, cuando se consume en exceso cualquier beneficio desaparece.

Ser Inquieto(a)

El no poder parar de moverte en tu silla puede ser irritante para tu compañero de escritorio, pero nuevas investigaciones demuestran que este movimiento contribuye a tu actividad física diaria. El journal Medicine & Science in Sports & Exercise dijo que estos momentos de actividad física intensa contribuyen a tu buena salud.

El sexo en la tercera edad

El sexo tal vez no se haya tildado de malo, pero este año quedó demostrado cuán bueno realmente es. Es bueno para el semblante y para la felicidad de tu relación. Una investigación concluyó que la clave para un matrimonio feliz en la vejez, es sostener relaciones sexuales con frecuencia, según presentó la Sociedad Gerontológica de América.

La Universidad de California en San Diego realizó un estudio que demostró que las mujeres mayores con vidas sexuales activas dijeron ser más felices y con mejor calidad de vida.

La fiebre

Pensamos que todas las fiebres son malas y hacemos lo posible por bajarla, pero investigaciones recientes demostraron que algunas fiebres pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico. Un estudio del Instituto de Cáncer de Roswell Park encontró que una temperatura corporal alta puede ayudar al sistema inmune a trabajar mejor y más fuerte en contra de células infecciosas.

Comer lento

La Asociación Dietética Americana condujo un estudio que demostró que comer lento puede ser bueno para ti. La investigación reveló que las personas que comen rápido son más propensas a ser obesas. El estudio realizado por la Universidad de Otago demostró que el índice de masa corporal de las personas que comen rápido aumentaba un 2.8 % por cada paso que subían en la escala de rapidez al comer, lo que equivale a 4.3 libras.

Fuente: salud.aollatino.com

Instagram

Instagram

Twitter